Seguidores

martes, 20 de diciembre de 2011

DESAMOR

Arrancaste mi carne del esqueleto,
uña del dedo; plantaste una semilla
de dolor alimentada de lágrimas,
con tan simple negación quebrada.

Mareaste mi sentidos en un eterno instante;
una sola plabra emergida de tus labios,
incolora y triste, fue suficiente,
con tan simple negación emergente.

Ojos los tuyos que incendiáronme otra vez,
llenos de rosas, ahora zarzas;
mi yo naufragado permaneció desarmado,
con tan simple negación, me mata.

Roto, delante de aquella bella crueldad,
retrocedí; antes repleto de amor,
en el presente con lágrimas de dolor;
con aquella negación me emborraché de tristeza.

1 comentario:

Rocío FR dijo...

Eyy Alonsilloooo solo decirte que eres increíble ehh? Me gustan mucho todos y sobretodo este. A ver si visitas mi bloog.Un besooo. Adioos :)