Seguidores

miércoles, 8 de octubre de 2014

MULHACÉN

Intimidantes sábanas plegadas,
desafiantes rasgando el cielo alzadas,
mirando poderosas con la mirada alta
mientras en sus cumbres un secreto callan.

Misteriosas, sus rocas el silencio cantan.
Umbrías, en la sombra el musgo descansa.
Llorosas, el viento el alma arranca.
Honorables, en las alturas las bocas callan.
Altas e inmensas, tierra y nieve acostadas.
Calladas, provocan el reto de coronarlas.
Extraňas, cada piedra su misterio guarda.
Nieve, pura agua que cubre la nada.

Desafiantes rasgando el cielo alzadas,
sus cimas por inquietas personas pisadas,
permiten un tesoro, una vista al mundo alta.

Intimidantes sábanas plegadas...