Seguidores

sábado, 30 de junio de 2012

JUGÓ CON FUEGO

Ya no eres mi luna melancólica,
piedra de yesca, ¡no me consumas!,
negación inquebrantable,
tú lo sabes, la plantaste.

Ya no eres la ola más deseada,
me echaste arena en el ojo,
me hiciste pez ante la gaviota,
ya no hay agua capaz de apagarme.

Ya no eres el dulce más caro,
salada y amarga, ¿cómo te habré amado?
piedra de yesca, grano de arena,
eres la gasolina sobre la que ardo.