Seguidores

miércoles, 14 de noviembre de 2012

MI LUGAR, TU MIRADA.

Tumbado en la alfombra de tu mirada,
regocijado en tu calma,
la miro y  tu miras, miras a un echado,
tumbado a tus espaldas.

Una ninfa sería demasiado poco
para tu cuerpo; par de lunas para tus ojos,
y mientras me escondo en tu mirada,
sin coraje para decirte a la cara...

Te miro con la palabra punzante,
esperando atacar la conversación,
y no más puedo que esconderme
en mis oscuridades...no, mejor tu mirada.

La lengua se me quema de estar encerrada,
encarcelada sin decir lo que espero que oigas,
muda sin saber si aprobarás,
dolorida de no poder expresarlo.

Corroe mi interior la acidez de la mudez,
pero mientras, me esconderé en tu mirada.

3 comentarios:

Rocío FR dijo...

No te escondas... mira la entrada nueva de mi blog y verás a lo que me refiero va dedicada a este poema... que quieres? me he inspiradooo! jiji

Alonso Rguez Díaz dijo...

jejeje xD, oye,pásame tu correo

Rocío FR dijo...

okk t lo mando x el gmail :)