Seguidores

martes, 25 de marzo de 2014

ALMAS SALVAJES

En la noche de tu alma,
mientras la luna brilla en la calma,
al acecho inquieta tras ramas
expectante está la salvajada.

En el increíble silencio que callas,
escondida amenazante en tu mirada,
se sacude una indomable llama
que de tu cuerpo se siente esclava.

En tus más meditadas palabras,
en las brillantes mentes más privilegiadas,
en arquitectos, profesores, personas paradas,
abogados, políticos...ella permanece anclada.

En la noche de tu alma, 
cuando la luna se alce alta,
sentirás tu bestia apartada
galopar, tras tus huellas marcadas.

Huyes de ti y de tu ánima.
Pero tú tienes dos. Ella cuatro patas.