Seguidores

lunes, 31 de marzo de 2014

LLUEVE...HORRIBLE...HERMOSO

Cielos cubiertos. Mantos de algodón.
El aire los exprime, ellos tapan el sol,
la luz hace callar, días tristes, alcohol
comparado con llantos...pésimo color.

Días ahogados por lágrimas y dolor,
predomina del silencio su hedor...
en prisiones de nieblas se oculta el sol,
y la noche se subleva ante la ausencia de su señor.

El día calla. Hoy el ocaso desapareció.
La monotonía a la belleza desgarró,
en una lid perfecta la gota le derrotó,
tan escurridiza...tan cómodo era el sol...

Y aún así en su monotonía,
la lluvia encierra su hipnótico misterio...
el alma de la salvaje naturaleza.