Seguidores

viernes, 9 de septiembre de 2011

MARES DE SUEÑOS ROTOS

Amarrado al puerto estoy, sin socorros,
que sucumban este desolado puerto;
y ahora con la marea los amarres me traicionan;
me sumerjo como un pez, controlado por la marea.

Alguien grita, yo lloro, mares de melancolía,
¿por qué los sueños son solo sueños?,
¿por qué la realidad, nunca son sueños?,
¿por qué si sueñas, ignoras algo que lo convierte en irreal?.

Yo en el mar, como una lapa pegado a la quilla
de un barco, en aquel barco que navego, marinero,
no lleva otro nombre que mar;
y ahora con un velero, hacia el corazón voy a viajar.

Alguien grita, yo lloro, mares de melancolía,
¿por qué si lamento, siempre pesadilla, es comienzo de un sueño?,
¿por qué en el vacío se encuentran los sueños?
¿por qué las pesadillas son mi realidad?

Ahora sólo me dominas tú mar, nadie más caminará
en mi sentido, ya no sé por qué desafío de esta manera al destino;
será que perdí un sueño, será que aún no veo el comienzo
de uno nuevo, será que no quiero ser destinado.

Alguien grita, yo sonrío; mares de melancolía,
¿por qué antes pesadilla, y ahora sueños?

1 comentario:

Alejandro Ruffo dijo...

¿Quién no se ha sentido alguna vez como náufrago sin islas?

Bello poema ;) Un saludo